Saltar al contenido principal.

Acceso a otros temas jcyl.es

Página de inicio de la Junta de Castilla y León

Español en Castilla y León

Contacto

Acceso a otros temas jcyl.es

Español en Castilla y León

Contenido principal. Saltar al inicio.

Origen de la lengua castellana

Imagen del facsímil del Cartulario de Valpuesta editado por Siloé.

La península ibérica, al igual que muchos otros territorios europeos, fue conquistada por los romanos y formó parte su Imperio durante siete siglos. En este tiempo, el latín se impuso como lengua de uso público y el empleo de las lenguas prerromanas quedó limitado a las zonas rurales. Tras la caída del Imperio, en el siglo V, la forma más culta de la lengua fue decayendo y prevaleció el latín vulgar, al que comenzaron a incorporarse vocablos de otras lenguas hasta dar origen a la primera versión del español o castellano.

Sería imprudente afirmar que la lengua castellana nació en un momento preciso y en un lugar concreto, puesto que esta evolución del latín vulgar a la lengua romance fue lenta y gradual. Lo que sí ha sido posible datar son los primeros vestigios de la lengua escrita, las huellas más primitivas del castellano: los textos contenidos en los Cartularios de Valpuesta, escritos entre los siglos IX y XII en la provincia de Burgos. En estos documentos se recogen los testimonios más antiguos de la transformación del latín vulgar en la lengua romance hablada entonces en Castilla y que al cabo de los siglos llegó a ser la lengua oficial de veintiún países y la segunda lengua del mundo por número de hablantes.